ATM: articulación temporomandibular

Las siglas ATM se refieren a la articulación temporomandibular, que está formada por un disco articular situado entre el hueso temporal del cráneo y la mandíbula. Este disco amortigua el contacto entre los huesos y facilita la apertura, cierre y movimientos de la mandíbula. Poseemos dos articulaciones, una a cada lado.

Cuando la ATM no funciona correctamente, el paciente sufre diferentes molestias que pueden llegar a causar dolor de forma habitual. De hecho, la mayoría de la población padece alguna disfunción de la ATM y sufre sus consecuencias, pero, al ser su tratamiento una especialidad odontológica desconocida generalmente para el público, en muchas ocasiones no llegan a solucionar un problema que termina agravándose con el tiempo.

La principal causa de dolor en la cara de origen no dental son los trastornos de la articulación temporomandibular ( ATM) y problemas de sobrecarga de la musculatura de la mandíbula.

 

Molestias y síntomas más frecuentes:

  • limitación al abrir o cerrar la boca.
  • ruidos o chasquidos en la zona de las ATM (cerca de los oídos)
  • dolor en la zona de las ATM.
  • dolor de oído, cuello, espalda o mandíbula.
  • dolores de cabeza frecuentes.
  • rechinar de dientes, generalmente cuando se duerme (bruxismo)

Es conveniente acudir a la clínica, tan pronto como se noten los primeros síntomas, para evitar un agravamiento del problema que requiera tratamientos más complejos. En Vital Tres Forques contamos con especialistas en ATM que evaluarán el estado de su articulación y le recomendarán el tratamiento más conveniente para cada caso.

Durante su visita, analizarán la existencia y el grado de importancia de la disfunción de la ATM, con una exploración cuidadosa de la boca, los movimientos articulares y la afectación muscular, valorando la necesidad de pruebas complementarias (radiografías o resonancia magnética) con el fin de recomendar el tratamiento adecuado a la causa del problema.

 

Tratamientos

El especialista de Vital Tres Forques valorará el tratamiento adecuado para cada caso, que abarca diferentes opciones según el grado y el origen de la disfunción:

  • Tratamientos reversibles, como la férula de descarga, unas fundas de resina que se colocan sobre los dientes superiores o inferiores cuando el paciente duerme.
  • Fisioterapia: ejercicios que ayudan a la recuperación de los músculos, las articulaciones y reducen el dolor y la inflamación.
  • Tratamiento Farmacológico: medicación para controlar el dolor y la inflamación en la articulación.
  • Tratamiento Psicológico. En ocasiones, la causa de la disfunción es el estrés. Existen diversas técnicas para el control del estrés diario, imprescindible para conseguir una mejoría en las tensiones musculoarticulares.
  • Tratamientos irreversibles. Como el tallado de algunas piezas dentales que interfieren claramente en el correcto funcionamiento de la función bucal.
  • Rehabilitación oclusal (prótesis, implantes dentales, etc.). Es importante la restauración de todos los dientes perdidos en la boca para tener una correcta estabilidad.
  • Tratamiento ortodóntico. En algunos casos, los pacientes pueden precisar de un tratamiento de ortodoncia para crear una mordida estable y solucionar un trastorno temporomandibular.
  • Tratamiento quirúrgico. En algunos casos, es necesario el uso de infiltraciones intrarticulares de sustancias reparadoras del cartílago de la articulación temporomandibular, como el ácido hialurónico, pueden ayudar a tratar los cuadros de artritis y/ o artrosis de esta articulación.

Oclusión

La oclusión dental es el correcto ajuste entre los dientes superiores e inferiores. La arcada superior (maxilar) ha de cubrir a la inferior (mandíbula), y todos los dientes superiores deben encajar y contactar con los inferiores. Cuando no encajan de la forma correcta existe una maloclusión.

La boca es un mecanismo perfecto, donde todos los dientes deben tener la correcta posición y relación entre ellos y con los huesos que los sujetan. Y cuando no es así se van produciendo desajustes que acaban generando problemas dentales que se agravan con el tiempo.

Las maloclusiones son una de las principales causas de las alteraciones de la ATM. Pueden deberse a una mala posición o alineamiento de los dientes, a pérdida de piezas dentales, a malos hábitos de la infancia como el uso del chupete pasados los 3 años o a falta de desarrollo de los propios maxilares.

La oclusión dental defectuosa suele corregirse con Ortodoncia, reposicionando la alineación de los dientes. Con ello, además de evitar trastornos de la ATM, se facilita la limpieza de los dientes disminuyendo el riesgo de caries y enfermedades periodontales.

Calle José María Mortes Lerma, 15
46014 Valencia
Tels. 963 411 717 / 963 579 828

HORARIO:

De lunes a viernes:

 De 9.00 a 21.00 h

Síguenos en redes sociales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© www.vitaltresforques.es